El Museo de la Seda de Valencia.
0 Comments
Sin categoría

El Museo de la Seda de Valencia.

Nos acercamos al Colegio del Arte Mayor de la Seda, Museo de la Seda.

Después de la reciente apertura al público.
La restauración del Colegio del Arte Mayor de la Seda, impulsada por la Fundación Hortensia Herrero. Empezó el pasado 10 de noviembre de 2014 ejecutada por la empresa Bertolín. Seleccionada entre un total de 20 aspirantes. La duración de las obras de restauración ha sido de 2 años.
La Fundación Hortensia Herrero es una entidad sin ánimo de lucro. Se financia con las aportaciones de su única mecenas, Hortensia Herrero, vicepresidenta de Mercadona.

Lo que todos los valencianos deberíamos saber:
Sobre una casona del siglo XV se estableció en el año 1492 el Gremio de Sederos. Un oficio desde entonces en auge gracias sobre todo a la inmigración de artesanos genoveses. Que trajeron entonces a Valencia sus novedosas técnicas en las hilaturas.

A pesar de que los árabes ya confeccionaban con anterioridad esta artesanía. Fue muy valorada con la seda que colocó a Valencia en el itinerario de las rutas de la Seda árabes y medieval. Siendo la corporación más importante que unía a los pequeños empresarios del sector.

En 1686 el antiguo Gremi de Velluters se convirtió, por un privilegio del Rey Carlos II, en el Colegio del Arte Mayor de la Seda.
Viajeros ilustrados que vinieron a Valencia a lo largo de varias centurias. Cuentan en sus escritos de sus viajes la impresión que les produce el colorido y abundancia de las sedas. Así como su gran calidad, sorprendiéndoles también la gran cantidad de personas que se dedican a esta industria.

Cuenta la leyenda que hasta la gente mas humilde vestían con indumentaria de seda en Valencia. A principios del S.XIX este tradicional y entrañable sector industrial ya había sucumbido a la decadencia. Y el hecho de que ese sector hubiese generado tantos desempleados. Fue una de las razones que provocaron que se decidiese derribar la muralla medieval cristiana de Valencia. Y dar así trabajo a ese contingente que vagaba por las calles de la ciudad.

No podemos olvidar tampoco que nuestra máxima expresión arquitectónica del gótico civil, la Lonja de la Seda o de los Mercaderes.

Adquirió su ampuloso nombre por ser sede donde se realizaban gran parte de sus transacciones comerciales. Vía Salvador Raga.

El Edificio
La portada está decorada en la parte superior por el capelo cardenalicio de San Jerónimo, patrón del colegio. Se le rinde devoción por ser el primer cardenal en introducir la seda en su vestimenta habitual de cardenal.

El Colegio del Arte Mayor de la Seda ha sufrido numerosas transformaciones y modificaciones de su estructura. La más importante fue pasar del estilo gótico al barroco.

De lo restos góticos apenas queda constancia. Donde en la actualidad predomina el barroco por las obras realizadas en el siglo XVIII. Y que podemos ver en su fachada principal “AÑO 1756”.

La magnitud de la recuperación de este edificio era de vital importancia, dada la historia que en él se alberga. Tiene una gran riqueza patrimonial en su interior. Donde destacan los frescos, murales y mosaicos, haciendo hincapié en el suelo de la Fama (2117 piezas cerámicas)

O en la planta noble en general, ya que cabe destacar que entre las diversas salas. La sala de secretaría, la de vitrinas, la capilla y la sala de la Fama.

Hay alrededor de 7.000 baldosas artesanales que las hacen únicas y de un valor incalculable.

El pavimento barroco sin duda alguna vuelve a ser uno de los lugares más visitados de Valencia. Para poder ver en todo su esplendor, y viajar al pasado, para ver con todo detalle esta obra de 1756 restaurada.
El Museo de la Seda alberga, entre otras cosas, una zona donde se podrá ver la crianza de gusanos de seda en el piso inferior.

También está planta noble, en la sala de secretaría, se exponen las artes menores, como pasamanerías o etiquetas tejidas con imágenes.

En la capilla van las prendas litúrgicas; En la sala de vitrinas podemos ver muestras de tejidos.

Si recorremos sala de la FAMA, puede verse con todo su esplendor el suelo. Aquí se respeta el pavimento de forma que los visitantes no lo puedan dañar y puedan verlo de primera mano.

Visitando la entreplanta, podremos ver libros históricos del gremio con una biblioteca dispuesta.

Otro lugar son las naves, que están la maquinaria de tejer.

La tienda del gremio, servirá de mantenimiento del museo, por sus costes y beneficios.

Y finalmente, el huerto será un espacio único en la ciudad de Valencia. En el habrá moreras, naranjos, palmeras o limoneros.