¿Qué es la arquitectura sostenible?
0 Comments
Sin categoría

¿Qué es la arquitectura sostenible?

Arquitectura sostenible, casas sostenibles y ecológicas son términos que cada vez están mas de moda en nuestro vocabulario.  Todos conocemos la arquitectura tradicional de la que solemos estar rodeados pero poco sabemos sobre la arquitectura sostenible.

 

A diferencia de la arquitectura tradicional, la arquitectura sostenible tiene muy en cuenta el impacto de la construcción sobre el medio ambiente para minimizar al máximo los daños. En estas construcciones se pretende aprovechar al máximo los recursos del entorno que nos rodea y fomentar el reciclaje de materiales.

 

No hace mucho, allá por el siglo XX cuando la población se concentraba en las áreas rurales, las casas seguían otros criterios y las personas se veían obligados entre otras cosas a abandonar el hogar familiar para ir a buscar leña para calentarse. Con el paso de los años hemos ido ganando comodidades y cada vez vivimos mejor.

 

 

Antes de plantearse la construcción de una casa sostenible es interesante estudiar cada lugar, y cómo dentro de cada uno existen microclimas que condicionan a su vez la construcción en ese entorno.

Principios básicos de la arquitectura sostenible

Independientemente de que sea una casa construida de cemento, barro o paja, hay que tener en cuenta una serie de principios básicos: valorar las necesidades, construir la obra según el entorno y el clima, ahorrar el máximo de energía, posibilidad de instalar fuentes de energía renovables para ahorrar luz y agua, utilización de materiales reciclables para la construcción y materiales primas locales.

 

Una de las metas de la arquitectura sostenible es la eficiencia energética. Los arquitectos a la hora de construir tratan de que sus clientes tengan un mayor ahorro energético intentando capturar la mayor cantidad de sol.

Sistemas de ahorro energético

Los sistemas de climatización como las células fotovoltaicas, paneles solares y colectores solares permite que se aproveche la energía solar para proporcionar energía y así ahorrar en la factura.

 

Los edificios construidos con diseño solar permiten la acumulación de calor; para ello utilizaremos materiales como los ladrillos, el hormigón, piedra, adobe y cemento.  Mediante un buen aislamiento térmico permitiremos retener una buena temperatura y utilizaremos muros, techos y ventanas bajas para compactar el calor y que no se escape.

 

Las ventanas las utilizaremos para la entrada de luz pero como son un mal aislante, deberemos usar ventanas con cristal doble tipo DVH.

La utilización de placas solares para el calentamiento del agua de nuestra vivienda es muy sostenible y presenta una buena oportunidad de ahorro y eficiencia.

Si eres de los que piensa construirte una casa sostenible, lo mejor es contactar con un profesional.