Zaha Hadid, una arquitecta diferente
0 Comments
Interior, Sin categoría

Zaha Hadid, una arquitecta diferente

Residencia Capital Hill by Zaha Hadid

Numerosas obras conocemos de la prestigiosa arquitecta Zaha Hadid alrededor del mundo. Posiblemente no lo sepas  pero todas las obras diseñadas y construidas por ella han sido obras privadas para empresas o gobiernos. Unicamente diseñó y construyo una única vivienda privada aislada durante toda su trayectoria profesional.

Vladislav Doronin, un conocido empresario moscovita mantuvo una reunión con Zaha para que diseñara y construyera una casa privada. El requisito de esta construcción era que la edificación “flotara sobre las copas de los árboles y tuviera vistas al bosque”. Al igual que ocurre en las mejores historías, la idea quedo plasmada en una servilleta de papel durante la comida que tuvieron.

Dicho y hecho, la arquitecta Zaha Hadid se puso manos a la obra. Haciendo que parezca algo orgánico y fluido, construyo la Residencia Capital Hill situada en la ladera norte de Barvikha, cerca de Moscú rodeada entre pinos y abedules. Es considerada una de sus mejores obras no por su tamaño o complejidad si no por su diseño visionario a través del neoconstructivismo.ta

Caracteristicas de Residencia Capital Hill

Este edificio rodeado de gran vegetación de hasta 20 metros de altura, se divide en dos zonas. La primera se funde en el paisaje boscoso inclinado mientras que la segunda zona, un volumen separado flota 22 metros sobre el nivel del suelo para beneficiarse de  las espectaculares vistas que nos ofrece este frondoso bosque.

El cliente “quería despertarse por las mañanas y únicamente ver el cielo azul”. Para eso tuvo que ingeniárselas para construir la habitación por encima de los 20 metros de altura.

No puede faltar ningún detalle en esta impresionante construcción, por eso cuenta con cuatro plantas donde podemos encontrar una piscina cubierta, un gimnasio con bonitas vistas, sauna, hammam, una sala de estar, cocina, comedor, biblioteca y su correspondiente habitación de invitados. Para los niños también se ha pensado, por eso hay una sala de juegos.

Las suites y las terrazas se encuentran en el último piso, para poder sobresalir por encima de los árboles y gozar de unas fantásticas vistas.

2.800 metros cuadrados te esperan para pasar unos días de desconexión en el interior; y muchos metros mas en el bosque exterior.

¿Te animas a viajar a Moscú?